V20_main V20_tablet V20_phone_landscape V20_phone
HL20_main HL20_tablet HL20_phone_landscape HL20_phone
M20_main M20_tablet M20_phone_landscape M20_phone

Willy

Una cosa que me fascina de Mundo de Tinieblas, algo que creo que lo convierte en un candidato por naturaleza para un estilo inmersivo, es la progresión de los personajes. Precisamente porque tiene poco de progresiva. Los poderes aumentan y las recompensas narrativas se acumulan conforme el Neonato va abriéndose paso a través de las Crónicas, pero, al mismo tiempo, al sumergirse en su oscuridad, se va perdiendo a sí mismo. Este punto es algo que me vuelve loco. Así de simple. Me obsesiona la capacidad de este juego para conseguir mantener la tensión y el drama de los personajes incluso cuando dejan atrás los ruedines. Un personaje de un juego como Dungeons & Dragons/Pathfinder crece hacia arriba, siempre (en especial porque las recompensas narrativas son opcionales y a menudo anecdóticas), en una línea que, a mí por lo menos, más allá del nivel 10, me aburre sobremanera.

En una ocasión, una amiga me dijo: "Willy, Vampiro es fútbol y Hombre Lobo es rugby". Cuanto más pienso en esta frase, más validez gana para mí. Como gran aficionado al rugby (y también, en menor medida, al fútbol) pude entender la comparativa: todo el mundo sabe lo que es el fútbol; todo el mundo, quien más quien menos, ha visto algo, ha jugado alguna pachanga o ha tenido algún favorito. Por el contrario, el rugby se muestra como más minoritario, con ciertos toques "tribales" si se me permite la expresión, más idealista. A muchos "les gustaría" jugar a rugby, muchos admiran su espíritu de juego, al mismo tiempo que se critica la comercialización excesiva del fútbol o la banalidad en la que lo ha convertido la prensa.

¿No es un argumento familiar?

Proximos Eventos

Sin eventos
Octubre 2017
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Patrocinadores

Todos los derechos reservados © 2014 Crónicas Nocturnas
Diseño y desarrollo web por Piero Sagi.


cronicas Options